Poema ganador del III Premio nacional de poesía "Poeta de Cabra", 2015

LA MUJER DE LOT COGIENDO UN TAXI

                                                                         Hubo un día que anduve
                                                                         por la tierra sin nadie 
                                                                          Antonio Gamoneda


Vi a la mujer de Lot parar un taxi,
sentarse con alivio,
remover su tristeza y murmurar
las sílabas melladas de un destino,
parecía una simple
turista con su mapa en el recuerdo,
tenía gafas de sol,
el cuello dislocado,
                                y la amargura
de quien sabe perdido el paraíso
sin descifrar el mal
que esconde un simple escorzo de nostalgia.


La vi alejarse, el coche
se fundió en una esquina, con su imagen
exiliada sobre el poliuretano
del asiento trasero:
esa mirada, siempre esa mirada
de futuro en sazón, esa mirada
donde reconocer
cada una de las calles, todos esos
rincones luminosos
que aún guardaba en la memoria insomne
de un ayer sin sal ni condenados.


Giró el taxi al final de la avenida,
perdí entonces el rastro
de la mujer que un día tuvo nombre
(Edith, o acaso el nuestro)
y movía con gracia su cintura
antes de aquella rigidez severa,
esa mujer que siempre
quiso mirar,
                     quiso mirar
                                          y ver…


Nunca más supe de ella,  aunque imagino
su figura furtiva
presa en el arrabal de una certeza,
ahora que Lot no estaba, y la ceniza
cubría de silencio
todos los callejones de esta vida
-tan parecida a aquella, y tan distinta-,
ahora que Lot no estaba,
                                         ella intuía
la crueldad extrema de ese dios:
restituir sus ojos
para grabar en ellos la sentencia,
hacerla otra vez tierra,
devolverle la sangre y los recuerdos
cuando a su alrededor todo era estatua.


               ©  Amando García Nuño

Comentarios

Rocío Díaz Gómez ha dicho que…
Pues no sé cómo serían los demás, imagino que los habría también de mucha calidad, pero a mí éste me ha gustado mucho. Desde el primer verso me ha atrapado, y su atmosfera envolvente y decadente me ha ido transportando, "siempre esa mirada", hasta el último. Se merecía el premio. No me pude acercar, pero seguro que lo disfrustasteis mucho. Enhorabuena José María por esta aventura que va resistiendo año tras año. Un beso, Rocío
Poeta de Cabra (2) ha dicho que…
Muchas gracias por tu comentario, Rocío. Amando es un excelente poeta, sí, y esta obra es, como bien dices, envolvente e intensa.
Leopoldo Espínola ha dicho que…
Un gran poema, magnífico... Enhorabuena a Amando García y a los organizadores.
fcaro ha dicho que…
Es un poema magnífico, Amando. felicidades a ti, al Premio y al Jurado.
Nines Díaz Molinero ha dicho que…
Enhorabuena al Jurado y al excepcional poeta Amando García Nuño.
Amando García Nuño ha dicho que…
El hecho poético, si nos centramos en los concursos, va más allá del siempre discutible y subjetivo mérito de los premiados. Discurre, sobre todo, en las horas de lectura, el ejercicio creativo de todos (todos) los participantes, el esfuerzo de los jurados, la calidad de los finalistas. Y el impulso organizativo de gentes como Jose María Herranz. Eso sí que merece felicitación.
Gracias y abrazos, también de Edith, que sigue dando vueltas en el taxi.
carmen jiménez ha dicho que…
Pues sea como sea, felicidades Amando. Tu poesía devuelve la fe en los concursos.
Un abrazo.
José Manuel Vivas ha dicho que…
Enhorabuena de nuevo amigo Amando. Un excelente poema y un premio más que merecido (sin desestimar al resto de participantes). A disfrutarlo y gracias por seguir regalándonos estos versos. Abrazo.
Pilar Molina ha dicho que…
Mi más sincera enhorabuena a Amando. Tu poema es de alta calidad y el premio es totalmente merecido.
Abrazos y poesía.

Entradas populares de este blog

Bases Sexto Premio nacional de poesía "Poeta de Cabra", 2018

Acto de entrega del V Premio nacional de poesía "Poeta de Cabra", 2017